Unidades Asistenciales > Diagnóstico por la Imágen


Inicio
Nuestra Historia
Historia y Actualidad
Política de Calidad
Guía del Paciente
Unidades Asistenciales
Unidad de Tráfico
Unidad de Traumatología
Rehabilitación
Ozonoterapia
Unidad de la Mujer
Aparato Digestivo
Diagnóstico por la Imágen
Cirugía Plástica y Reparadora
Consultas Externas
Especialidades
Noticias
Preguntas
Recursos Humanos
Contáctenos

Radiología Convencional

InicioContactoMapa del sitio
Radiología Convencional | Ecografía | Ecografía Mamaria | Resonancia Magnética | Densitometría Ósea | Urografía Intravenosa

Telemando


 ¿Qué es un examen radiográfico?

Los rayos X son una forma de energía que existe en la naturaleza, que emana desde el espacio exterior, las rocas y hasta el suelo. Una radiografía es un examen simple que no causa dolor y que usa rayos X para tomar imágenes del interior de su cuerpo con el fin de ayudar a su médico a hacer un diagnóstico. El tipo de examen radiográfico que su médico solicita se determina por el tipo de información que éste necesita para hacer un diagnóstico y la parte de su cuerpo de la cual necesita dicha información.



 ¿Cómo me preparo para un examen radiográfico?

La preparación para su examen radiográfico varía dependiendo del tipo de examen que haya solicitado su médico. Los siguientes son algunos aspectos de la preparación que pueden variar dependiendo de la parte del cuerpo que se va a examinar:

- Se le pedirá que descubra el área del cuerpo que se va a examinar. Se le proporcionará una bata en caso de que sea necesario.

- Se le puede pedir que se quite cualquier elemento metálico, tales como joyas, gafas y ropa con cierre o broches de metal. De lo contrario, el metal de estos elementos puede aparecer en las radiografías y las puede oscurecer.

Es posible que antes de algunos tipos de exámenes radiográficos tenga que beber un líquido llamado medio de contraste. También le pueden inyectar dicho líquido por vía intravenosa. Estos materiales ayudan a generar una imagen más clara de la parte del cuerpo que se está examinando.

Antes de su examen, infórmele al técnico de radiología si tiene antecedentes de alergias al medio de contraste.



 ¿Cómo se realiza un examen radiográfico? 

Dependiendo de la parte del cuerpo que se va a examinar, se le puede pedir que se acueste sobre una camilla, que se siente o que permanezca parado mientras se toman las imágenes. El técnico lo ayudará a ponerse en posición para el examen.

Luego apuntará el equipo de radiografías hacia el área del cuerpo que se va a examinar. Puede que le pidan que contenga la respiración mientras se obtiene la imagen. El técnico puede tomar una o varias imágenes dependiendo de lo que solicitó su médico.

Es importante permanecer muy quieto mientras se toma la radiografía para evitar que la imagen se vea borrosa.



 ¿Es segura una radiografía?

Un equipo de radiografías produce un haz de rayos X que se apunta y limita cuidadosamente a la parte del cuerpo que se examina. No queda ningún residuo de radiación en su cuerpo después del examen.
Las imágenes de radiografías son útiles para diagnosticar fracturas de huesos, infecciones, artritis, cáncer, además de otras enfermedades y afecciones.

En el caso de las mujeres, si existe alguna posibilidad de que esté embarazada o si está amamantando, es importante que se lo comunique al técnico antes del examen.

Hable con el técnico si tiene alguna pregunta o inquietud con respecto al examen.



_____________________________________________________
La información médica en este sitio de Internet es proporcionada como recurso informativo solamente, y no debe ser usada con fines de diagnóstico o tratamiento. Esta información no debe utilizarse como material educativo para el paciente, no establece relación de paciente a médico, y no debe usarse como substituto para diagnóstico y tratamiento profesional.

Por favor consulte con su médico, o comuníquese con Clínica de Fátima para solicitar una cita antes de tomar cualquier decisión sobre el cuidado de su salud, o para obtener consejo sobre una condición médica específica. Clínica de Fátima deniega enfáticamente cualquier responsabilidad, y no será sujeto a ninguna culpabilidad, por daños y perjuicios, pérdida, o lesión que resulte por decisiones que usted tome basadas en la información presentada en este sitio de Internet. Clínica de Fátima no sugiere ninguna prueba específica, tratamiento o procedimiento mencionado en este sitio de Internet.
Al visitar este sitio de Internet usted acepta los términos y condiciones mencionados anteriormente, los cuales pueden ser cambiados o complementados por Clínica de Fátima con el pasar del tiempo. Si usted no acepta estas condiciones, por favor no ingrese a este sitio de Internet.


© Clínica de Fátima, S.A. Sociedad Unipersonal
Información Legal